El valor del silencio

A menos de un kilómetro de la Quinta Avenida de Nueva York, se encuentra la taberna Burp Castle, con un cartel que dice: “Prohibido gritar. Solo susurros”. El nivel de las conversaciones del local no supera los 39 decibelios (como un aire acondicionado aparatoso).

Ana G. Moreno / El País

El valor del silencio

3105 2026 Carlos Martín

Desperté a medianoche, no por ruido – todo está en silencio – ya me ha pasado otras veces, mi hora es las 3:30 am.

Pasado unos minutos mi cabeza se activa y empiezo a pensar, cualquier cosa que me preocupe o tenga en la cabeza, a los poco tiempo me doy cuenta que frunzo el ceño.

El ruido me molesta, ya sea de mi cabeza o el sonido desordenado. Ya ves, la música techno para mi no es ruido, una muchedumbre gritando por su artista preferido no es ruido, para mi el ruido es el sonido desordenado. El carnaval es ruido. Gente que no deja hablar al otro y le pisa sus palabras es ruido. La tele es ruido. El desorden también.

Leyendo el artículo de País “¿Te quieres callar?”: la importancia de gozar de 2 horas de silencio al día. habla del ruido físico, del sonido. Para mi el silencio más placentero es cuando pese al ruido, logras tener la cabeza calmada. Y eso me pasa en momentos de concentración.

Recuerdo, cuando he trabajado en producción de eventos, con cientos de personas a mi alrededor. En ese momento, debido a mi concentración, me siento en silencio. Es una sensación curiosa – tu foco no está en el sonido – está dentro de ti, de lo que debes hacer y debes estar totalmente atento.

Ese ´silencio’ no lo he encontrado como te decía al principio, cuando me despierto y pese a no haber ningún sonido, todo resuena en mi cabeza.

Eso sí, te confieso que adoro el silencio ‘físico’ los lugares callados. Donde apenas escuchas cosas, en mi barrio pasa a veces, un domingo cualquiera, escuchas sólo tu respirar. Eso me gusta.

¿Has logrado estar enteramente en silencio?
¿Qué es para ti el silencio?
¿Te gusta el silencio en el trabajo?

Fotografía: @chrisjoelcampbell en Unsplash.com

Carlos Martín

Amo parir ideas y verlas crecer. Diseño Web y Visual Merchandising para Pymes. Trabajo también en LAVLAV.eu

Todos los relatos por:Carlos Martín