¿Estamos preparados para el éxito?

¿Estamos preparados para el éxito?

150 150 Carlos Martín

Todos hemos nacido para tener éxito, pero en el camino de la vida muchos no lo alcanzan. ¿Qué se necesita para tenerlo? Alex Rovira dice que “Lo que creemos es lo que creamos” siendo así todo empieza desde dentro, lo que sentimos y lo que nos mueve a lograr esos objetivos.

Muchas personas hacen de su vida un calvario para alcanzar el éxito, después de todo, para lograr la victoria hay que sufrir. Es posible que todo sea más sencillo de lo que parece…

Todos lo deseamos y pocos lo consiguen. ¿Qué es? que tanto lo queremos. ¿Lo podemos tocar o es cosa de nuestra mente?. El éxito generalmente lo asociamos a una victoria individual a nivel personal, profesional o social, aunque en esta última se mezclan todas las demás. A esta sensación de placer relacionamos el reconocimiento por parte de nuestro entorno y curiosamente no en el presente, es un estado futuro, algo con lo que soñamos y no tenemos ahora.

¿Dónde está el éxito?

En cualquier lugar, de hecho es lo que diferencia a cada persona, donde una ve algo malo, otra ve una oportunidad. La actitud y aptitud para el éxito es algo que va dentro de cada uno y hay que trabajar en ello para descubrirlo. Por decirlo de alguna manera el éxito está dentro de ti, sólo debes descubrir qué te sirve para llegar a tus objetivos y mantener las pautas positivas.

La actitud y aptitud para el éxito es algo que va dentro de cada uno y hay que trabajar en ello para descubrirlo.

¿Cómo son las personas exitosas?

Olvida por un momento la idea de gente guapa, perfecta y sonriente, llena de lujos y comodidades. Hay de todo para todos y cada uno escoge su propia versión del éxito, ya sea profesional o personal.
En el plano laboral, según Daniel Goleman, las empresas que buscan personas de éxito si que tienen claro cuales son las aptitudes que deben tener sus empleados.

  • Capacidad de escuchar y comunicarse con la palabra.
  • Se adaptan y tienen respuestas creativas ante los contratiempos.
  • Capacidad de controlarse, confianza, motivación para trabajar en lograr determinados objetivos, sensación de abrir caminos y orgullosos de los logros conseguidos.
  • Saben trabajar en equipo, negociar disputas y cooperan.
  • Tienen potencial de liderazgo, eficaces en la organización y están predispuestos a participar.

Como ves una persona de éxito debe saber relacionarse con su entorno, adaptarse a cada momento y saber gestionar efectivamente cada situación. Puedes aplicar estos dotes a una ama de casa con sus vecinos y quehaceres, un empleado y sus compañeros o una estrella de rock y su banda.

Y las perdedoras…

Son las que pueden parecer a simple vista ejemplos a seguir de éxito, ya sea por su personalidad, cierto carisma o popularidad, pero al observar con atención a estas personas como a otras más en la sombra les unen estos rasgos:

  • Rigidez. Incapaces de apartase a los cambios o no responder adecuadamente a opiniones sobre lo que pueden cambiar o mejorar.
  • Poco desarrollo para aprender y escuchar.
  • Personas que critican muy severamente, insensibles o exigentes exagerados que confunden así a sus subordinados.
  • Arrogancia, agresividad o prepotencia, exceso de ambición.
  • Están sujetos a experiencias negativas pasadas. Son el motivo de algunos de sus objetivos a lograr.

arriba-abajo-por-MundoCaco

Todo tiene solución.

Si más de una vez te descubres diciendo ‘eso es imposible’, siempre me pasa a mi’, ‘yo soy así y así me va’, ‘mi madre / padre siempre me lo decía’, ‘no me lo puedo permitir’, ‘ahora no es el momento’ y otras perlas más, escúchate y piensa en cómo te sientes en ese momento. Porque a pesar de tener aptitudes para ser ganador son las actitudes, lo que hacen que puedas serlo.
Comienza con lo que más te cueste, corrige con paciencia y observación tus palabras. Coloca otras más positivas en su lugar.

El primer paso y los siguientes…

Mírate con sentido crítico Sé sincero contigo mismo y sin desmerecerte. Cada cosa que has logrado es importante.
Nadie es perfecto Así que no creas que cada error es tu calvario, por el contrario, piensa que ya sabes qué no funciona y ponte en marcha a buscar opciones.
Descubre qué haces mejor con menos esfuerzo Ese es tu potencial nato. Lo que más disfrutas haciendo se puede convertir en tu ganancia económica.
Atrévete a los cambios No son fáciles y no suelen ser cómodos si son de verdad. Dirige tus esfuerzos sinceros a ello.
Escúchate, siéntete Tu cuerpo es el mejor termómetro para saber qué disfrutas y qué no.
Renovarse ¡siempre! Las ideas estancadas se convierten en tumores, dice Alejandro Jodorowsky. Recuerda, lo que no sirve a la basura.

rey-pensamiento-por-mundocaco

Nota final

Todos hemos nacido para triunfar. Los triunfadores a veces pierden y a veces, pierden muchas más antes de ganar la primera vez y lo más importante, saben perder. Los perdedores se identifican con las veces que se han equivocado y cometen ese error una y otra vez.

Las personas de éxito saben qué pueden hacer si no ganan, siempre tienen planes alternativos, un perdedor tiene miedo a triunfar porque no sabe qué hacer con el éxito. Creo que la nota más importante es saber que el éxito puede ser algo pequeño, algo mediano o algo grande, no importa el tamaño del reto, importa cómo te sientes al superarlo.

Tus objetivos no deberían estar orientados a buscar el reconocimiento de los demás y que si lo consigues, debes compartir tu éxito con esas otras personas. Los que generan cambios y nuevas motivaciones con su éxito, son los verdaderos ganadores.

Un extra

Este post está basado en mis experiencias personales de éxito y fracaso, lecturas que me han ayudado y autores que han mejorado la forma de vivir de muchas personas, si crees que muchas de estas ideas son exageradas o no se ajustan a un ‘concepto real de éxito’ te animo a hacer un experimento.

  1. Imprime o graba en archivo Word este post y subraya aquello con lo que no estás de acuerdo.
  2. Guárdalo.
  3. Anota en tu calendario una fecha 6 meses después a partir del momento que hayas leído este post.
  4. En 6 meses vuélvelo a leer. Revisa si esas notas subrayadas coinciden con los comportamientos que te han hecho infeliz en algún momento.
  5. Sé sincero contigo mismo y anímate al cambio.

Te recomiendo

La web de Alex Rovira
La web de Alejandro Jodorowsky
Daniel Goleman: la inteligencia emocional en la práctica

Libros

El Principio del 80/20. Richard Koch. Paidós Empresa
Daniel Goleman. Inteligencia Social. Kairós
Aprendiz de Sabio. Bernabé Tierno. Grijalbo

Ilustraciones: MundoCaco

Carlos Martín

Amo parir ideas y verlas crecer. Diseño Web y Visual Merchandising para Pymes. Trabajo también en LAVLAV.eu

Todos los relatos por:Carlos Martín